“Los cínicos no sirven para este oficio”

Ayer estuve leyendo un libro que se llama “Los cínicos no sirven para este oficio (Sobre el buen periodismo)”, de Ryszard Kapuscinski. Un libro bastante rápido de leer (apenas tiene unas 124 páginas) pero muy interesante.

Para quien no lo sepa, Kapuscinski fue (murió a principios de 2007) un conocidísimo periodista y escritor. Uno de los mejores a nivel mundial. Sin embargo, he de confesar que yo hasta ayer no lo conocía. Gracias a que en clase nos mandaron este libro he podido saber de quién se trata.Este polaco, fue durante los años 60, 70 y 80 un corresponsal en continentes como África, Asia o América del sur. Desde allí informó acerca de guerras, golpes de estado y revoluciones. En el año 2003 le dieron el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

El libro no es que esté escrito por él precisamente, sino que es una compilación de varias entrevistas que le hicieron y de varias conferencias que dió en las que el público le preguntaba acerca de temas relacionados con su extensa experiencia profesional.

los-cinicos-no-sirven-para-este-oficio

En esta obra podemos leer afirmaciones del propio Kapuscinski que a mi particularmente me han llamado la atención. Algunas de ellas ya las había escuchado antes en boca de otros periodistas. Por ejemplo:

“El primer elemento [fundamental en el oficio del periodista] es una cierta disposición a aceptar el sacrificio de una parte de nosotros mismos. Es una profesión muy exigente. Todas lo son, pero la nuestra de manera particular. El motivo es que nosotros convivimos con ella veinticuatro horas al día. Éste es un trabajo que ocupa toda nuestra vida, no hay otro modo de ejercitarlo”.

“No hay periodismo posible al margen de las relaciones con los otros seres humanos. La relación con los seres humanos es el elemento imprescindible de nuestro trabajo. En nuestra profesión es indispensable tener nociones de psicología, hay que saber cómo dirigirse a los demás, cómo tratar con ellos y comprenderlos”.

“Creo que para ejercer el periodismo, ante todo, hay que ser un buen hombre, o una buena mujer. Las malas personas no pueden ser buenos periodistas“.

“El cinismo es una actitud inhumana, que nos aleja automáticamente de nuestro oficio”.

“La paradoja, el drama y el peligro están en el hecho de que conocemos cada vez más la historia creada por los medios de comunicación y no la de verdad. Me acuerdo, por ejemplo, de que en Moscú, durante el golpe de Estado de 1991, los trabajadores de televisión, después de algunos días, ya estaban cansados: hacía un tiempo horrible, llovía, hacía frío. Cuando ocurria algún hecho importante, los equipos se reunían, se ponía a beber vodka o lo que fuera y acordaban no contar nada. Y si los acontecimientos no aparecían en televisión, era como si nunca hubieran ocurrido. Esos buenos chicos decidiían si la historia sucedía o no sucedía”.

Afirmaciones de este periodista que sin duda, dan que pensar. Una obra, en definitiva, en la que se nos revelan muchas cosas sobre el buen periodismo y los buenos periodistas.

Aquí les dejo un vídeo sobre él para que lo conozcan mejor.

Bookmark and Share

~ por Trending Topic en 29 abril 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: