Érase una vez una profesora de Literatura

Durante el tiempo en el que estamos estudiando una carrera, hay profesores que nos provocan indiferencia, otros a los que esperamos no encontrarnos jamás y otros a los que les cogemos un cariño especial. Sin embargo, hay un grupo más de profesores. Aquellos que realmente nos marcan. Que sin darnos cuenta, nos enseñan muchísimo. Y a ese limitadísimo grupo pertenece la que fue mi profesora de Literatura en 2º de carrera: Isabel Bernal.

Cuando una persona siente verdadera pasión por algo, eso al final se transmite. Y es lo que le pasaba a la profesora de la que hablo hoy. Nos explicaba la literatura universal de tal forma que toda la clase acababa embobada. Nos provocaba un interés por una asignatura que a priori daba bastante miedo. Sobre todo por el tópico de que es muy aburrida. Con el paso de las semanas, todos nos llevamos varias sorpresas. La primera fue que la mayoría coincidía en que aquella clase era su favorita. Y la segunda, que los libros que Isabel nos mandaba para leer, nos gustaban muchísimo. Muchos de mis compañeros (entre los cuales me incluyo), aún afirman que entre sus libros preferidos se encuentra Al sur de la frontera, al oeste del sol, de Haruki Murakami. Recuerdo perfectamente lo enganchados que nos quedamos con aquel libro xD.

Isabel no quería que pasásemos por el mundo de la literatura de puntillas. Pretendía que nos involucrásemos en ella totalmente. Quería que viésemos cada movimiento literario como si de verdad hubiésemos vivido en él. Gracias a ella leímos libros tan buenos e interesantes como Crónicas de una muerte anunciada, de García Márquez, La metamorfosis, de Kafka, Risa en la oscuridad, de Nabokov, Frankestein, de Mary Shelley, La metafísica de los tubos, de Amelie Nothom, La señora Dalloway, de Virginia Woolf, o Madame Bovary, de Falaubert, entre otros.

Al final del curso, nos dimos cuenta que nuestra profesora nos había llevado, libro a libro, por un camino muy marcado. El de una serie de personajes que tenían una cosa en común. La búsqueda de sí mismos.

Al año siguiente, nos enteramos que la asignatura de Literatura había sido suprimida de la carrera y que en su lugar impartirían clases de Periodismo Digital. Si, es algo comprensible si tenemos en cuenta los tiempos en los que vivimos pero…nunca estaré de acuerdo en que eliminaran esa asignatura. A todos nos dio mucha cultura y nos hizo un poco más “profundos”. Nos marcó. Tanto los libros que leímos durante el curso como las clases impartidas por la profesora. Y desde aquí quiero agradecerle a ella, a Isabel Bernal, esas clases. Nos hizo sentir de verdad su marcado y pasional gusto por la literatura. Nos hizo involucrarnos de manera auténtica en la asignatura y también nos hizo comprender muchas épocas diferentes, muchos autores diferentes y a muchos personajes diferentes.

Al final lo consiguió. A los que nos gustaba leer, nos introdujo mucho más en el mundo de los libros. Y a los que no, les enseñó el gusto por leer.

Muchas gracias Isabel.

pd: gracias Ana. Gracias Irene xD.

Bookmark and Share

~ por Trending Topic en 26 enero 2010.

3 comentarios to “Érase una vez una profesora de Literatura”

  1. Lo que más me gustaba de ella era que nunca explicaba desde la tarima. Aún sabiendo todo lo que sabía, no se sentía por encima de nadie sino cerca de nosotros y por eso siempre se sentaba sobre alguna de las primeras mesas,de cara a nosotros. Cercanía, humildad y senillez fueron para mi las claves de que aún hoy nos acordemos de tdo lo que nos enseñó.
    Una eternamente agrdecida alumna.

  2. Esta mujer es genial. La pasión con las que daba las clases en pocas ocasiones las he visto yo, y ya sabéis que he visto a mucha gente dando clases… Cercana, inteligente, divertida, entusiasmada, alocada, pasional… Yo ya había leído (y estudiado) muchos de esos libros, pero analizarlos con ella fue descubrir un nuevo mundo. Además descubrí a Murakami y a Nothomb con ella. Qué grandes descubrimientos!
    Me da mucha pena que se hayan quitado esas asignaturas…como sigamos así todo va a ser digital. Para que la gente aprenda escribir, debe primero leer y si eliminan esas asignaturas ¿aprnderms a skribir algn dia?. Ella hizo que mucha gente leyera, gente que no había leído en su vida…
    Ojalá pueda dar clases a más estudiantes…hay muchos que necesitan ser marcados, como nosotros : )

  3. Que razón tienes , luís. Si todos los profesores fuesen como ella yo nunca hubiese dejado CEADE o cualquier otra cosa. Puta crack. Ella es natural, expontanea, pasional, visceral… Una mujer interesante, difil y facil a un tiempooo. Q buena luís!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: