Mi Viaje Fin de Carrera

Todo empezó con una frase de un trabajador de Renfe: “eso es como el que tiene un primo en Alcalá”.

Hace un mes, teníamos el crucero pagado pero no sabíamos cómo iríamos a Barcelona ni cómo vendríamos. Reservamos unos billetes de tren a muy buen precio y cuando fuimos a comprarlos…no se podía. Se nos calló el mundo encima. Le rogamos a los de Renfe que nos dijeran todas las posibilidades de ir a Barcelona en las fechas que pedíamos…pero no había manera. Nada encajaba. Y los vuelos…carísimos. Pensamos en ir en coche, en bus…

Al final, y después de un día entero volviéndonos locos “dame un vuelo, dame un vuelo xD”, encontramos un vuelo de ida y vuelta que estaba de oferta y lo cogimos sin pensar (más tarde nos dimos cuenta de las consecuencias de aquello ¬¬).

El 24 de abril, volamos hacia Barcelona, y después de pasear por las Ramblas, un autobús nos dejó en toda la puerta de nuestro barco. Parecía que nunca íbamos a entrar. Cuando por fin lo hicimos…aquello parecía un sueño. Mucha gente comiendo en un buffet repleto de comida de todo tipo, mucha gente en las piscinas bailando al son de la música y pidiendo mojitos… Un día muy soleado. Ver aquella estampa no parecía real. ¡Qué de gente, qué pedazo de ambiente! Al poco de partir el barco de Barcelona (17:00), los animadores y bailarines del crucero se presentaron uno por uno en la cubierta y más tarde hicimos el simulacro por si el barco se hundía.

Por la noche, asistimos al primer Show de la semana en un teatro de 3 plantas que tenía el barco. Todo rojo y con las lámparas doradas. Nos presentaron a todos los artistas que harían shows durante la semana. A las 22:15 era nuestro turno de cena en uno de los restaurantes del barco. Todo los platos a la carta (pero todo entraba dentro del Todo Incluido). Cuando acabamos de cenar, nos fuimos directamente a la discoteca del barco, la Zoom. Allí nos hicimos dueños de la pista (llenísima de gente), y empezamos a probar todos los tipos de cócteles posibles. También empezamos a conocer a gente que veríamos durante toda la semana en el barco…

MÓNACO: Este día, por culpa de que algunos fuimos menos madrugadores que otros, el grupo se separó. Pero bueno, al final todo salió bien. El barco nos dejó en Villefrance y desde allí cogimos un tren hasta Mónaco. Allí vimos el Palacio Real, la Catedral, unos jardines preciosos, el Oceanográfico, el circuito de Fórmula 1 que estaban montando, el Casino de Montecarlo, la Cafetería de París, el Hotel de París… Mónaco es muy pequeño y en tres horas andando se ve todo perfectamente. Es un país muy muy limpio. Parece que estás todo el rato en un decorado de Hollywood porque las casas son muy bonitas. Lo que más impacta es el lujazo que hay por todas partes. Sobre todo cerca del Casino. Vaya cochazos que circulan por allí. Los más lujosos que os podáis imaginar. Y bueno, en el pequeño puerto…vaya yates…impresionantes. Esa noche, como la anterior, dándolo todo en la discoteca y disfrutando sobre todo de l@s animadores xD.

FLORENCIA/PISA: Al día siguiente, muy temprano ¬¬, un taxi nos llevó hasta el centro de Florencia (todas las excursiones nos los buscamos por nuestra cuenta). Cuando llegamos me acordé de por qué Florencia me gusta tanto. Parece que estás en el Renacimiento. La Catedral de la Señora del Fuego es gigante, impresionante (más por fuera que por dentro). Frente a ella está el Baptisterio con su puerta dorada del paraíso. Esa puerta tiene algo que me hipnotiza. Muy cerca, en la plaza de la Señora, está el Palacio Viejo (que me encanta), la fuente de Neptuno y una replica a tamaño real del David de Miguel Ángel. Luego fuimos al famosos Ponte Vecchio, todo lleno de joyerías. De verdad, parecía que estaba en la época medieval. Vimos un par de cosas más de Florencia (la famosa estatua del jabalí, que dicen que si le tocas el hocico volverás a Florencia. Yo lo hice hace 9 años y mirad xD), comimos pizza y a las 15:00, el taxista nos llevó hasta Pisa. Que lo único que tiene es la Torre de Pisa. Un torre que no se cómo sigue en pie. Está más torcida de lo que parece en fotos y encima hundida. No se como no vuelca, con lo que tiene que pesar. Allí había miles de turistas  haciéndose la típica foto sujetando la torre. Yo fui uno más de ellos ¬¬. Ese día llegamos pronto al barco y nos pusimos en la piscina como reyes. Tumbados en las tumbonas, escuchando música, bebiendo mojitos y comiendo pan tostado con jamón, pizza o lo que nos apeteciera. Esa noche en el barco fue mágica para mi. En el show le hicieron un homenaje a Michael Jackson (mi cantante favorito). Hicieron una especie de musical con las mejores canciones. Yo estaba flipando como un niño chico. En la discoteca pusieron música de los 70 y 80 porque era la noche hippie. Un día muy completo.

ROMA: El día más duro. El que nos levantamos más temprano porque Roma tiene muuuuucho que ver. Fue el único día que nos llovió un poco. Desembarcamos en el puerto de Civitavecchia y fuimos en tren hasta Roma. Una vez allí, empezamos una ruta maratoniana elaborada por nosotros mismos. Vimos las Termas de Caracalla, el gran Coliseo, el foro romano, el impresionante (me encantó) Monumento a Victor Manuel, la columna de Trajano, la Fotana di Trevi (todos echamos una moneda porque dicen que así volverás a Roma), el grandioso Panteón (flipé), la Plaza Navona, la Plaza de España (mi debilidad, es un sitio en el que me encantaría vivir o ir a sentarme allí durante horas cualquier día. Tiene un encanto especial). Roma es una ciudad que no tiene nada que ver con Florencia. Es enorme, todo muy grandioso, con cosas de la época romana por todas partes. Y tiene tantas cosas que ver…que en un día no da tiempo a casi nada. Terminamos la visita en el Vaticano, en la Plaza de San Pedro. Impresionante también. Por supuesto, a cada momento del viaje nos fuimos echando miles de fotos xD. Esa noche, creo que fue la que más me reí en el barco. Era la noche tropical y todos nos vestimos de blanco con collares de flores. En la discoteca me reí más que nunca, bailé más que nunca y bebí más que nunca. Había sido un día duro pero perfecto y la noche no se quedó atrás.

NÁPOLES/CAPRI/POMPEYA: Este día, nos levantamos más tarde y todos nos dividimos porque algunos querían ver Nápoles, otros Pompeya y otros Capri. Cuatro chicas y yo decidimos ir a Capri (equipo Capri!!!!). Un barco nos llevó hasta la isla. Una isla preciosa, con unos acantilados y unas calitas… No me esperaba que allí hubiese tanto lujo y tanto glamour. ¡Qué tiendas! Por lo visto, allí van de vacaciones los personajes más famosos e importantes del mundo. De nuevo, comimos pizza y nos hicimos fotos preciosas. Hacía un solazo. No me esperaba tanto de Capri. Pasear por allí y ver esos restaurantes, esas calles, esos jardines, esas vistas… Tengo que volver algún día de forma más relajada. Nos fuimos corriendo porque a las 16:00 zarpada nuestro crucero rumbo a Túnez. La tarde la dedicamos a dormir la siesta porque sino, no podríamos seguir adelante. Teníamos ya mucho cansancio acumulado. Esa noche, era la noche de gala. Todos nos hicimos la típica foto con el capitán y asistimos al cóctel previo a la cena. Esa noche en la discoteca también fue espectacular.

TÚNEZ: Este día, todos mis compañeros se bajaron del barco menos yo. Cuando fui de crucero hace 9 años, Túnez no me gustó y esta vez decidí pasar el día en el barco. Me levanté, desayuné como un rey y me puse a ver el barco planta por planta (hasta entonces no había tenido tiempo de verlo todo). Todos los restaurantes, el gimnasio, la zona infantil, todas las cubiertas, todas las tiendas…todo todo. Me vino muy bien pasar la mañana a solas, asomado a la cubierta y mirando Túnez y el Mar Mediterráneo. Fue una sensación muy buena. Luego comí solo en el buffet (con vistas al mar) y me fui a mi camarote a dormir, que tenía una falta de sueño impresionante. A media tarde aparecieron mis compañeros con miles de compras que habían hecho xD. Esa noche fue también de mis preferidas. Primero vimos el Show Oriental (un musical con bailes orientales). El ballet estuvo impresionante xD. Luego la cena, y antes de ir a la discoteca nos tomamos unas copas en el restaurante 360º. Un restaurante que estaba en lo alto del barco y desde el que se veía el mar, miraras por donde miraras. Por cierto, era la noche mora y todo el barco nos disfrazamos con chilabas. Me hacía mucha gracia ver a todo el mundo así. En la discoteca como siempre, lo dimos todo, y esa noche conocimos también a gente del País Vasco muy interesante xD. Como cada noche, acabamos en uno de nuestros camarotes todos juntos y hartándonos de reír.

NAVEGACIÓN: Un día entero en el barco porque el crucero tenía que viajar desde Túnez hasta Barcelona. Nos levantamos bastante tarde y estuvimos todo el mediodía y toda la tarde en la piscina. Charlando, bebiendo, comiendo, bailando al son de la orquesta… Sobre todo, hablamos mucho. Esa noche fue nuestra última cena (nos despedimos de Jessi y Damian, nuestros camareros durante toda la semana. Geniales). También fue la última noche en el 360º y en la discoteca Zoom. Todos nos entregamos hasta el final, pero…estábamos ya tan cansados…xD.

BARCELONA: A las 8:00 de la mañana ya estábamos fuera del barco. O sea, que no habíamos dormido ni dos horas. Ya cada uno volvió a Sevilla por su cuenta. Algunos en tren y otros en diferentes vuelos. El mío salía al día siguiente a las 07:00 de la mañana ¬¬. Y como ni yo, ni los que venían conmigo, teníamos más dinero, decidimos irnos al aeropuerto y esperar allí hasta el día siguiente. O sea, 20 horas en el aeropuerto. La peor experiencia de mi vida. Venía arrastrando sueño, no había dormido nada la noche anterior y encima estuve 20 horas en una silla súper incómoda, vigilando que no nos robasen las maletas y sin poder pegar ojo. 20 interminables horas, que se dice pronto. Y todo porque pillamos un vuelo por 25 euros. La próxima vez me da igual gastarme más, pero es la última vez que paso tanto tiempo de esa forma. Pero bueno…de los errores se aprende. Lo peor fue que era sábado noche y mientras yo estaba en el aeropuerto amargado, mis amigos de Sevilla estaban todos juntos celebrando un cumpleaños. Deprimente la situación ¬¬.

En definitiva, un viaje que debería hacer todo el mundo. En el barco hay de todo. Personas de todas las edades, comida y bebida de todo tipo. Bares, restaurantes y discotecas para todos los gustos (había un piano bar, un casino, un karaoke, muchísimos bares, varios restaurantes, el teatro, la discoteca, etc, etc). Cada día ves una ciudad diferente…Lo peor, el cansancio. El estar en la discoteca hasta las 4 o 5 de la mañana y tener que levantarte a las 7 o a las 8 de la mañana. No se duerme, no se para. Pero es que un crucero no es un viaje de relax. Sabía a lo que iba.

Con mi clase…pues pasó de todo, como es normal. Mucha risa, mucha charla, mucho baile, muchas fotos, pero también algún que otro enfado (como es normal) y algún que otro mal rollo. Pero lo importante es que hablando se entiende la gente y que al final todo acabó perfecto. Mejor imposible. Todos con mucha pena, porque sabíamos que nuestro viaje de carrera sería algo inolvidable pero a la vez algo que significaba el final de todo, pero bueno…

Lo importante es que todos hablamos ahora del viaje como si hubiera sido un sueño…y es que a veces parece que no fue real, que no estuvimos allí. De momento, las mejores vacaciones de mi vida. Muchas gracias a todos🙂

pd: se que no he contado muchas cosas, pero lo principal está aquí. No quería hacer un post interminable. Lo siento por el parrafazo.

~ por Trending Topic en 11 mayo 2010.

2 comentarios to “Mi Viaje Fin de Carrera”

  1. que wapa q salgo en la foto…
    Ah!! No…que no salgo =P
    Yo tambien estuve alli, aunque no aparezca😄

  2. Seguro que la que ha dejado el comentario arriba es Coco!! jajaja

    Yo creo que deberíamos hacer un viaje “fin de exámenes para siempre” después de la Benecoa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: